Con el objetivo de perfilar el futuro y conocer el presente del río Matarraña y sus afluentes, el Algars y el Tastavins, agentes sociales, económicos y políticos se dieron cita durante la mañana del sábado en Valderrobres en unas jornadas de reflexión sobre este cauce, moderadas por la periodista Concha Monserrat.

La actividad, organizada por el Contrato Río Matarraña del que forman parte 27 municipios de cuatro provincias, dejó patente que deben buscarse soluciones a los purines y al vertido de las aguas residuales. Ambas acciones están perjudicando a toda la cuenca en la actualidad y podrían suponer un grave problema si se siguen prolongando en un futuro cercano.

 

VER noticia completa